Atletas, autores, científicos, grandes empresarios y otras personas que alcanzan logros extraordinarios – todos tienen algo en común. Lo podríamos llamar persistencia, aguante o ética de trabajo. El hecho es que para conseguir resultados que implican horas y horas de dedicación, se necesitan ciertos hábitos de trabajo, ejercicio o estudio para poder mantener este esfuerzo a lo largo del tiempo. Seguro que algún libro se ha escrito en tiempo récord y sin duda hay grandes logros que se han conseguido sin una gran inversión en tiempo y esfuerzo, pero la gran mayoría de las veces, el éxito duradero no viene de la noche a la mañana. Aristóteles decía que la excelencia al fin y al cabo es un hábito.

Quiero pensar que lo mismo aplica a la felicidad. Si queremos gozar de más armonía y paz interior necesitamos establecer ciertos hábitos que facilitan esa forma de ser y estar en el mundo.

Aparte de eliminar malos hábitos que dificultan el bienestar, como podrían ser la hostilidad, la crítica constante, el pesimismo y la pasividad podemos establecer hábitos positivos que nos ayudarán a mantener el equilibrio incluso en épocas más difíciles. La ventaja del hábito es precisamente que es un comportamiento automatizado, es decir, nos sale sin pensar, porque nos hemos acostumbrado a hacerlo en un momento determinado. Y cuando no pensamos, no procrastinamos, no buscamos excusas, ni sentimos pereza, simplemente pasamos a la acción.

Por eso hoy te presentamos cuatro hábitos positivos que te pueden ayudar a sentirte más feliz:

1)      Cuidar las relaciones. Parece sentido común que establecer relaciones positivas nos ayuda a ser más feliz. Me alegro que sea así. Sin embargo muchas veces en consulta me encuentro con personas que a pesar de saber que las relaciones son importantes no tienen buenos hábitos a la hora de mantenerlas. Los pequeños detalles importan muchísimo cuando tratamos con los demás, y aún más cuando son relaciones íntimas. Saludar a nuestra pareja por la mañana con un abrazo y un beso, tomarse un café con los compañeros de trabajo, quedar con los amigos los sábados, ver o llamar a nuestros padres regularmente, y practicar la humildad a la hora de criticar son todos pequeños gestos que ayudan a establecer relaciones sanas y estables. ¿Qué hábito positivo ayudaría a cuidar una relación tuya?

2)      Celebrar los pequeños logros. Conseguir lo que nos proponemos es una sensación maravillosa. Potencia nuestra autoestima y nos hace sentir bien con nosotros mismos. Da igual de qué tipo de tarea hablamos: solucionar un problema, organizar un plan de acción, superar una prueba, mantener una rutina o simplemente terminar algo que empezamos – todos los logros merecen la pena ser celebrados. Con celebrar me refiero sobre todo al pararnos y sentir la alegría que nos produce el haber terminado una tarea. Cuando hacemos y hacemos sin parar, es fácil olvidarnos de todo lo conseguido. Así el hacer se convierte en una actividad sin fin que nunca acaba, en vez de ser una fuente de felicidad. Adquirir el hábito de contemplar lo que hemos hecho  y felicitarnos por ello es el paso más sencillo para darnos cuenta de la gran cantidad de cosas que somos capaces de conseguir. ¿Cómo vas a celebrar tus logros hoy?

3)      Cultivar emociones positivas. Hay miles de formas para experimentar emociones positivas. Disfrutar de nuestra comida favorita, sentir la calidez de un abrazo, dejarse llevar por la alegría, ver el mundo con los ojos de un niño, reír, bailar, bromear, sentirse lleno de energía o maravillado por la belleza del mundo. ¿Por qué hacemos tan poco para asegurarnos nuestra dosis diaria de emociones positivas? Sospecho que tiene que ver con la creencia que sólo las cosas grandes causan impactos grandes. Claro que un viaje exótico es una vía fantástica para experimentar emociones positivas. Pero las cosas pequeñas del día a día tienen la ventaja de proporcionarnos  emociones positivas mucho más a menudo. Aunque sean cosas pequeñas, conviértelos en un hábito que repetido conscientemente una y otra vez a lo largo del tiempo tendrá un gran impacto en tu nivel de bienestar.

4)      Hacer lo que hace sentido. La búsqueda de significado es algo inherente al ser humano. Necesitamos sentir que nuestras acciones sirven a un fin que merece la pena. Comprometernos con actividades que aportan valor a otras personas, que ayudan a mejorar algún aspecto de la sociedad o de otra generación son los típico ejemplos que “hacen sentido” en el nivel más profundo. ¿Qué actividades o áreas de tu vida tienen un significado especial para ti? ¿Cómo los puedes convertir en un hábito? Puede ser jugar con tus hijos cada día. Saber que el producto que vendes mejora vidas y trabajar con eso en mente. Colaborar con una ONG una vez al mes. Dedicarte a tu vocación. Ayudar a un desconocido. Haz lo que hace sentido para ti, y haz de ello un hábito.

Te animo a que te tomes el tiempo para revisar los hábitos que has establecido en estos cuatro áreas. Pregúntate sobre tus costumbres a la hora de relacionarte con las personas, cómo celebras (o no) tus logros y conectas con tus emociones positivas. ¿Sientes que tu día está lleno de actividades que no tienen sentido? Entonces pasa a la acción e incluye algunos hábitos positivos en tu vida. En vez de decir “necesito dejar de hacer eso” identifica lo que quieres hacer a partir de ahora y empieza por allí. Y no olvides celebrar tus logros. Con un pequeño avance cada día puedes construir grandes cosas.

 

¡Otro año nuevo! Ingredientes para tomárselo con ligereza.

El otro día escuche una conversación del tipo de sabiduría callejera que me gusta a mí. “Feliz Año!” “Feliz Año, ¡que empiece bien!” “Bueeeno, ya veré…” “Hombre, ¡paciencia!” ¿Paciencia? La verdad que nunca había escuchado la palabra paciencia en este contexto y me quedé pensando en ello hasta comprender del todo el bonito mensaje contenido en este pequeño comentario. Cuando echamos un vistazo a nuestro alrededor, sobre todo en esta época del año, parece que el comienzo de algo nuevo automáticamente nos llenará de ilusión, nuevos propósitos y nueva energía. Espero que en muchos casos sea así, porque de hecho, empezar algo nuevo en sí puede ser una experiencia gratificante y emocionante. Anticipar un nuevo comienzo nos da esperanza, la [más]

En Paz (II)

Ayer colgué en este blog una definición preciosa de cómo conseguir la vida que queremos vista en la página web de un centro de Yoga. Al colgar este extracto, me faltó poner unas palabras mías para darle mi toque personal a la cita. Sin embargo al colgarla mi opinión estaba lejos de estar formada, de hecho me quedé reflexionando sobre su contenido al ponerle el título “En Paz”. Me había dado cuenta que muchos títulos hubieran sido posibles para esta entrada. La cita habla de alegría, de tranquilizar el pensamiento, de abrazar el momento aceptando lo que es, de encontrar una vida que inspira amor. Cada uno de ellos conceptos preciosísimos que me encantan e inspiran. La cita es un [más]

Un mes de... 10 nuevos hábitos diarios

“Somos lo que hacemos repetidamente. Excelencia por tanto no es un acto, sino un hábito” Aristóteles. Lo que en la antigua Grecia era el buen consejo de uno de los hombres más influyentes de la filosofía occidental es hoy un hecho ampliamente demostrado: son los buenos y malos hábitos que diferencian las personas que viven con integridad y éxito de las que van tirando. En mi escuela de coach trabajamos un sencillo modelo de creación de hábitos. La idea es tan simple como comprometerse a instaurar diez nuevos hábitos diarios y luego hacer un seguimiento de nuestro cumplimiento. Con un sencillo listado de 10 hábitos nuevos y una tabla de los siete días de la semana al lado creamos una [más]

¡Viva tu vida! Taller: 24 de Julio

La vida es la mejor escuela que tenemos para aprender a cambiar – ¡aprovéchala al máximo! ¿No estás viviendo la vida que te gustaría vivir? ¿Tienes miedo, preocupaciones o simplemente muchas excusas que te impiden realizar un sueño? ¿Sabes cuales son tus asignaturas pendientes, pero no sabes cómo afrontarlas? ¿Tienes emociones fuertes que te hacen daño y te limitan? ¿Has intentado varias veces cambiar, pero al final no has podido? O simplemente tienes la impresión que podrías sacar más de ti y de tus talentos? ¡Entonces este curso es para ti! El curso se basa en la creencia de que disfrutamos más de la vida si la vivimos acorde con nuestros valores, intereses y talentos. Como no es siempre fácil [más]

¿Cansad@ de tu trabajo?

Conviértelo en el principal inversor en tus sueños! Este es un mensaje para todos vosotros que no estáis del todo satisfechos con lo que os aporta vuestro trabajo en el plano personal o profesional. Puede que estés en un sector que no te gusta, puede que te aburres, puede que lo que haces no tiene nada que ver con tu formación y tus talentos o simplemente que te has cansado de tu jefe. ¿Te suena? Pues entonces eso es para ti: Antes que nada, creo que es importante que os permitáis el lujo de aspirar a más profesionalmente aunque si para empezar sólo fuera en el plano hipotético. Sé que hoy en día tenemos que estar agradecidos de tener un trabajo, pero al [más]

Un día de... tomar decisiones en el momento!

Siguiendo una idea de Sergio Fernandez de su libro “Vivir sin Jefe” (absolutamente recomendable para todos los emprendedores y aspirantes a serlo), hoy tomo las decisiones en el momento. De vez en cuando tengo el problema de olvidar cosas importantes que puede llegar a ser tan grave que digo “No debo olvidar eso, me lo apunto…” y no llego ni a apuntarlo porque ya se me ha cruzado otra idea por la mente que ha borrado la anterior. Por eso me pareció muy, pero que muy útil esa sugerencia. La idea es muy sencilla: ante cualquier cosa que surge, o lo haces en el momento, o decides no hacerlo nunca, o la pones con fecha en la agenda (…que para [más]

¿En el paro? No te pares!

Hoy llevo exactamente un mes en el paro. No, no voy a empezar a hablar del tema del año, de “la palaba con C”, creo que hemos tenido bastante. Quiero admitir que estas semanas de “estar parada” me están resultando de lo más inspirador que he vivido en mucho tiempo. Sé que hay mucha gente que está viviendo esta situación con angustia y miedo, les falta energía para salir adelante y sobre todo les falta ilusión. No es mi caso. Me siento más activa que nunca. Dejo detrás una vida corporativa de la que me había cansado hace mucho tiempo. Me doy cuenta de que estaba parada y que ahora soy libre. Es una experiencia muy parecida a la que viví [más]

© 2011 Portal de Crecimiento Personal © Vivir y Crecer 2011 Suffusion theme by Sayontan Sinha